Sector del Cuidado Infantil de D. C. al Borde del Colapso sin Ayuda Significativa

child care provider and child

D.C. Debe Actuar para Proteger al Sector del Cuidado Infantil en Favor de los Niños, los Padres y la Economía

Antes de que la pandemia de COVID-19 afectara al Distrito, los programas de cuidado infantil o aprendizaje temprano ya se encontraban bajo presión. No había suficientes vacantes para todos los bebés y niños pequeños que lo necesitaban y, para muchas familias del Distrito, no siempre eran accesibles o asequibles. Ahora, tras nueve meses de restricciones relativas a la salud y la seguridad, cierres, subsidios gubernamentales limitados y un drástico descenso de las inscripciones, los docentes de educación temprana que se han dedicado a cuidar de nuestros ciudadanos más jóvenes se están preguntando si sus negocios sobrevivirán. 

El presente resumen, que amplifica las voces de 170 programas de educación temprana de todos los distritos electorales de D. C., está basado en una encuesta realizada por DC Action for Children, DC Early Learning Collaborative, DC Association for the Education of Young Children, Washington Area Child Care Association y Director’s Exchange, y ofrece datos oportunos acerca de los desafíos y las oportunidades que enfrenta el sistema local de aprendizaje temprano. 

Las respuestas a la encuesta describen al sector del aprendizaje temprano en estado preocupante, con programas de cuidado infantil que viven continuas presiones económicas e incertidumbre. La ayuda económica ha sido limitada y, en muchos casos, difícil de acceder. Entretanto, en su informe 2020 State of the Business Report, la Cámara de Comercio del Distrito de Columbia advirtió acerca del “estancamiento persistente en la actividad económica si los trabajadores no pueden volver a trabajar debido a la falta de cuidado infantil”.

Resultados Clave

  • Dos tercios de los programas de aprendizaje temprano reabrieron a finales de noviembre de 2020, pero los índices de inscripción de niños no son los mismos que antes de la pandemia: menos de ⅓ de los programas informaron tener sus cupos completos.
     
  • Los programas de cuidado infantil tienen presiones económicas significativas: los ingresos han caído drásticamente mientras los costos se han elevado.
     
  • La ayuda pública y filantrópica ha servido, pero no ha cubierto todas las necesidades: los programas afirman que las subvenciones cubrieron solo el 35 % de sus costos.
     
  • Es probable que los cambios en las pautas para el pago de los subsidios para cuidado infantil empeoren las dificultades económicas: el 57 % de los programas que aceptan subsidios prevén que recibirán pagos inferiores de la Oficina del Superintendente Estatal de Educación (OSSE) conforme a las nuevas pautas de pago.
     
  • La COVID-19 está agravando antiguas dificultades relativas a la mano de obra, entre otras nuevas presiones, ya que más de la mitad de los programas informaron que enfrentan obstáculos en torno al personal.

Haga clic aquí para leer el informe completo, que incluye nuestras recomendaciones para el gobierno de D. C. destinadas a proteger al sector del cuidado infantil en el Distrito.


 

December 18, 2020